Besugo al horno, al estilo de casa de mi abuela (también)

Aunque el refrán dice “El besugo en Enero es caballero” este de mayo estaba muy bueno. Y esas son las sorpresas que la pescadería (En el Puerto) te depara una mañana, que te encuentres con esta preciosidad en el mostrador mirándote con esos “ojos de besugo” tan irresistibles.
Esta receta también es de mi abuela y tampoco está escrita, se la ví hacer, emobobada yo, porque ella era parsimonia, cariño y buen hacer en la cocina. Aquí la reproduzco lo mejor que sé, que no debió de estar mal porque quedaron sólo las raspas y el ojo (alguien no se atrevió, dicen que es un manjar) la piel del besugo descamada también se come y es deliciosa. Estaba exquisito, supongo que pesaba en torno a tres kilos y éramos seis comensales. Lamento no haber hecho foto de una ración, pero los invitados estaban esperando en la mesa y me parecía mal hacerles esperar con el ajetreo fotográfico, rompiendo además la pieza.
Me traje los aires del mar, y en la receta hay una dedicatoria, los pimientos de Conil, para una chica que, desde Madrid, echa de menos el viento y las playas de Barbate. Ciertamente los atardeceres cerca del cabo de Trafalgar son únicos, con Tánger en frente y viendo pasar los barcos, si hay buena música mejor. A mí me gustan especialmente estas extrañas alegrías de Drexler.

http://www.goear.com/files/external.swf?file=eedf45f

El vídeo

22 thoughts on “Besugo al horno, al estilo de casa de mi abuela (también)

  1. Luz es cierto que coincidimos en el tipo de receta. ¿Verdad que los pescados de mar y recién pescados, no tienen nada que ver con los que ahora tanto abundan de piscifactorías? Su carne es más tersa, y su sabor más intenso. El besugo te quedó de cine. Las recetas de las abuelas, tienen una gran sabiduría 🙂

    Besos.

  2. ¡Viva tu abuela! ¡Viva Luz! y ¡Viva el pobre besugo! Que mucho ojo, mucho ojo, pero mira como acabó.
    ¡Ole, ole y ole! A mi tampoco me gusta el limón en el pescado, realmente me gusta poco.
    Besitos mil.

  3. Luz maravillosa receta, ojala mi nieta me tenga algun dia, el cariño que tu le tienes a la tuya, y que yo le tuve a la mia, y desde luego el pescado fresco es como se aprecia con todo su sabor, los que tenemos la suerte de poder comerlo fresco, no sabemos la suerte que tenemos.
    Me ha encantado esas alegrias extrañas, toito cai lo traigo andao, deferente pero muy bonitas, besos preciosa

  4. María, sí que lo estaba.

    Nieves, a mí me pasa, cuando como un pescado así que me siento más sana o más fuerte, no sé, que me creo yo con más vida. Ya sabes, la cosa de la autosugestión.

    Núria, no está malejo el pez.

    Margarida, jajaja, si es que hay amores que matan, jajajjaja y este amor que le tomé yo al besugo se veía que no era con buenas intenciones (no sabes cómo me alegro de coincidir en lo del limón)

    Mamen, a tí tu nieta te va a comer a besos de los pies a la cabeza porque eres una persona extraordinaria, casi me entraron ganas a mí.

  5. Pues una más que coincide en lo del limón. Ni me gusta con los pescados ni con los arroces, que hay mucha gente que también se lo pone.
    Ahora viendo como haces las camas yo quiero que me hagas una a mí, porque el besuguito era guapo, pero después de acostarse estaba más guapo aún.
    Besitos sin gluten

  6. Me encanta el pescado mucho, muchísimo, lo comería cada día. EL besugo es un no de mis preferidos y la manera en que lo has preparado me parece genial. Buenísimo!!!
    Besos

  7. Llega el veranito y aparece la Delantal del Puerto. La mejor Delantal, con permiso del brioche.

    Todavía anda por ahí la dorada a la sal del pasado año.

    El besugo, pa chuporrotear. Esa comida fue un festín, sí señora.

  8. Hola Luz al fin consigo entrar en tu blog(y en otros muchos)al final tendre que cambiar el navegador,con eso me he perdido unos cuantos post,felicitar atodas las Luz de la familia aunque sea tarde.Jmas he probado el besugo…éste tiene muy buena pinta!¿tiene muchas espinas?un beso y buen fin de semana

  9. Su, es sencilla, pero muy rica, por la materia prima.

    Pingue, ñam, en tu blog, jaajjaja

    Marta, yo también , pero por aquí no tengo a mano la pescadería que hay en el Puerto, snifs

    Josemar, la de los brioches te da todo el permiso y está de acuerdo, mi debilidad es el pescado. Y eso que en verano no grabé la urta de 2`5 Kg que pescó mi sobrino, estaba tan rica. En realidad grabé cuando nos la comíamos, jaajja creo que quedaría muy feo poner ese momento.

    Hola Lola, qué alegría por fin verte otra vez, jajjaja, de espinas, ya sabes que tiene un refrás…”que una espina de besugo puede ser tu verdugo”, pero en realidad son grandes y se puede limpiar sin conflicto, queda perfecto, y riquísimo.

    Txaber, jajajajjaja, Dexter creo que es un personaje de una serie…de una funeraria me parece.
    Oye, qué magníficas las fotos de Echaurren.

  10. Buena receta Delantal!!! Es siempre un placer verte cocinar. Me dieron ganas de comer pescado. Yo tampoco me resistiré cuando un besugo me mire a los ojos. El tuyo en particular tiene unos ojos intensos, es como un búho de mar. Abrazo grande!!!

  11. ¡Cuantas cosas hemos aprendido de la cocina de las abuelas!, pero lo lamentable es todo lo que por distintos motivos hemos perdido.

    Esta receta es estupenda, y debe de estar exquisita, así que tendremos que probarla.

    Besotes,

    Ana y Víctor.

  12. Pedro, muchas gracias, sé que no sólo eres un gran cocinero sino un fabuloso artista
    😉

    Ana y Víctor, el pan puede ser sin gñuten y la receta es perfecta para celíacos, hay que hacer cociencia.

    Hola Salmorejo, ayer me quedé hipnotizada con tu vídeo, me encantó

    Hola Margot, bienvenida, te agradezco la felicitación, pero el que recibió el premio fue El Cocinero Fiel, aunque me alegró tanto como si me lo hubieran dado a mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *