El siglo de las Luces

Sin duda que las luces tenemos más de un siglo en nuestra familia y hoy es el día de Nuestra señora de la Luz, patrona de Cuenca, además, y hace fiesta la Compañía Sevillana de electricidad. Pero sobre todo era el santo de mi abuela, fiesta Nacional de las grandes para todos los de mi sangre que somos una barbaridad, inumerables casi.
En este blog ella merece un lugar destacado porque, seguramente, si no es por ella ( y por lo que les gusta comer en casa) yo no entraría en la cocina. Por eso pongo esa foto ahí, es un clásico, yo tengo pocos años y ella noventa por lo menos, espectacularmente llevados. Ignora que le robamos la imagen, pero sobre todo ignora que otras luces de su sangre oirán hablar de ella con infinita devoción cuando se la enseñemos.

21 thoughts on “El siglo de las Luces

  1. Que foto más bonita, a veces pienso como he sobrevivido sin mi abuela, es una maravilla tener esa sensación al recordarla, felicidades por tu santo
    Un beso cariño

  2. Qué foto más preciosa Luz. A mi me habría gustado disfrutar más de mis abuelas pero las cosas vienen como vienen.
    Qué suerte que te haya trasmitido el amor a la cocina.
    Besos

  3. Luz, como sabes tocar la fibra sensible que todos tenemos, preciosa esa foto, y la mirada de tu abuela Luz, lo dice todo.
    Mi abuela murio con 93 años, ella era una enciclopedia, con su memoria intacta, y me dejo todos esos chascarrillos y adivinanzas que voy poniendo en los blog gracias a ti, que me lo pedistes, felicidades, por tu Santo y por esas vivencias que solo se tienen de personas muy especiales, un beso preciosa

  4. ¡Precioso homenage a tu abuela! A sea luz que te ha iluminado, y que te ha dado nombre; a esa luz que como nos transmites querías muchísimo y que ahora ilumina tu blog con esa estupenda foto.

    Besotes

    Ana y Víctor.

  5. Ay Luz, cuánto se quiere a las abuelas, verdad?
    Yo perdí a la mía hace unos meses y no hay día que no la recuerde….
    Esta foto es una preciosidad. Está llena de amor, muy llena de amor. Felicidades por ello.
    Mil besos sin gluten

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *