Cambios

yo
yo

Un año más estamos aquí. El curso pasado sólo puse una receta en el blog, creo recordar, pero esa receta bien valía ese tiempo. Muchas cosas han cambiado, pero quizá la más definitiva haya sido que me he jubilado, y eso da nuevas perspectivas.

Le veo poco sentido a un blog culinario porque son muy pocas las recetas que me interesa subir. Tras haber grabado ya casi todas las recetas familiares, observo que todo está hecho en muy buenos y diferentes blogs, de manera que sólo me apetece comunicar aquello que sea realmente original o muy de casa.

Pero a este sitio de aquí le tengo mucho cariño porque ha sido testigo de mucha vida, buenos ratos y agradables comidas. Yo creo que me apetece volver a mis orígenes de intimidad, de reflexiones, de lecturas, sean o no gastronómicas y, sobre todo,de abuelidades.

Además me he lanzado a ” tunear” algunos muebles antiguos que tengo,  intentaré dejar memoria aquí de aquello que no sea un fracaso estrepitoso.
Y de vez en cuando prometo subir alguna receta.

Cumpleaños feliz y sorteo

No es una Fabergé, pero tampoco es un huevo Kinder. Es un precioso huevo de Pascua de Villeroy & Bosch absolutamente primaveral. Como este abril cumplimos en el blog 7 años, y digo cumplimos porque este blog no existiría sin la encantadora gente que lo visita, he decidido sortearlo para agradecer que la gente todavía venga a vernos. Desearía hacer un regalo a todos y cada uno de los que aquí vienen, a mis amigos, mis viejos amigos blogueros y también a todos los nuevos, y a  toda la gente anónima que me visita en silencio, pero mi economía no da para tanto.
Aprovecharemos para darle vidilla a mi página de Facebook, por tanto para participar en el sorteo se trata de entrar en la página, darle a me gusta y poner un comentario. El 16 de abril con el sorteo de la ONCE ganará la persona cuyo número de llegada a los comentarios coincida con las últimos números del cupón de ese día…y le enviaremos este huevo a su casa.
¡Felicidades!

Vivir sin gluten

Ofertia

Hace como más de 40 años no se hablaba del gluten.
Mi primo, de meses, llegó de Madrid a casa como uno de esos niños que aparecen en las imágenes de los países donde hay hambrunas, la barriga hinchada, los ojos inmensos, y las sienes hundidas. Todavía no se habían diagnosticado muchos casos de celiaquía, pero el Hospital Infantil de Sevilla llevaba una línea de investigación sobre este asunto. Recuerdo que lo único que hubo que hacer es quitarle cualquier tratamiento que llevara, y, sobre todo, quitarle la galleta María (de trigo, claro) que siempre se incorporaba, por entonces, a la papilla de frutas. Fue milagroso, el niño en pocos meses cambió, era otro. El resto de su dieta, a partir de entonces fue sin gluten.
Este ejemplo sirva para concienciar lo dramático que puede ser tomar gluten. Ha pasado mucho tiempo desde entonces pero la sociedad sigue estando poco informada y preparada relación a este problema que afecta a una parte importante de población. Es difícil para estas personas encontrar productos para su alimentación que ni lleven gluten ni tengan trazas de ello.
La variedad en la dieta es una característica de la humanidad, somos omnívoros, y a todos nos gusta que nuestro régimen presente no sólo distintos elementos, sino que siempre buscamos cosas nuevas, la gastronomía es el resultado de esta “necesidad”. También hay que buscar solución para los que tienen intolerancias, hoy hablamos del gluten.
Recuerdo hace poco a una amiga que cuando venía con nosotros de restaurantes se llevaba su propio pan de soja en el bolso, porque sabía que no habría alternativas en la carta de cualquier sitio al que fuéramos.
En EEUU es moda comer sin gluten, en todos los supermercados, restaurantes y casi prácticamente hasta en los garitos más humildes hay una carta “gluten free”. Probablemente esta moda no sea más que una nueva obsesión de los ortoréxicos, pero le está viniendo genial a los celíacos.
Hoy el artículo de este blog quiere unirse a la campaña que  es “Vivir sin gluten”, y os dejo un enlace donde se pueden comprar estos productos.

Blogs gastronómicos y gatos

Por mucho que una se esfuerce en hacer buenas recetas, en pasarlas a word y enlazarlas, en grabarlas bien y editarlas con la necesaria explicación pero sin pasarse de tiempo, en hacer buenas fotos…es imposible superar en número de visitas a los vídeos de los gatos. Así de simple, claro que hay blogs de recetas que sí lo hacen, pero no es mi caso. (Aquí un vídeo de gato con más de 2 millones de visitas)¡No somos/soy nada!

Yo misma sucumbo de vez en cuando a mirar unos cuantos porque “me hacen el día”, me ponen una sonrisa en la cara, y eso, en los tiempos que corren, no es nada despreciable, soy tan corriente como millones de personas en internet.
Nicolás, además, que es el nombre de mi gato, se ha abierto un hueco entre mis suscriptores de Youtube en sus pequeñas apariciones, espontáneas en las videorecetas que hago.
En fin, aunque tengo dos o tres recetillas por ahí guardadas, no me gustan demasiado por una u otra razón, y editarlas me hace que me lleve un tiempo excesivo sentada, que no me viene bien, de manera que mi hija menor, Camerawoman, es la encargada hoy de hacer el vídeo, un viral, dice ella. Es muy simpático, no es receta y espero que os guste.
Por cierto que Madreselva, en Asturias) ya ha recibido la fuente de Villeroy&Bosch que sorteé

Videoblog de recetas