Galletas bretonas, un punto de sal

Es curioso que de pequeña sólo soportaba la mantequilla si le ponía encima un poquito de sal por eso será que me gustan muchísimo las galletas de mantequilla salada, con ese punto, casi imperceptible, que notas en la boca cuando ya la llevas un ratito masticando. Sencillas de hacer, se puede mantener la masa cruda en el congelador hasta que la necesites o, de repente, te venga alguien y no haya nada a mano que darle. Personalmente las cosas dulces casi siempre las congelo, para no tener la tentación de comérmelas, así hay algo rico en el congelador, no necesito ir a la confitería de urgencia.
Me producen cierta debilidad estos bocados, propios del norte de Europa, que hacen un curioso contrapunto de la gastronomía local: los polvorones, mantecados, perrunillas, tortas…extraordinarias delicias de estas fechas y tierras.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=8OTbLoUQ4EY&w=560&h=315]

18 thoughts on “Galletas bretonas, un punto de sal

  1. Unas galletas super apetecibles, Nunca las he probado con un punto de sal. Yo soy de las de mantequilla sin sal, pero debe ser curiosamente buena esta opción que nos presentas!!
    Muchos Besos

  2. Hola Ana
    Cuando uso la vainilla, las vainas que sobran, ya mediovacías, las meto en un tarro con tapa y allí pongo el azúcar, en una semana ya se ha impregnado del sabor a vainilla, y la trituro con un robot de cocina.

  3. Están muy apetecibles, este tipo de galletas que tienen un aspecto rústico por así decirlo me gustan mucho.La verdad es que siempre que hago galletas uso mantequilla con sal,¿ quizás aquí se consigue ese punto con más cantidad de mantequilla?.

    Saludos

  4. Luz, hola guapísima,
    Así te he visto en el vídeo 😉
    Unas gallitas deliciosas y qué buenas para cambiar de tanto dulcecico de estas fechas o de cualquiera estación del año para las golosas como yo :)) Tomo nota, me veo capaz de hacerlas. Muy buena sugerencia la de tu niña, así que pronto queremos algo con choco! Jeje!
    Besitos y feliz semana,
    Marina

  5. Cuando pienso en amigos y comida siempre me vienen a la cabeza foies, merluzas, chuletas y demás cosas bárbaras que comemos por el Norte. En este blog estoy aprendiendo a refinarme y pensar en té y galletas, por ejemplo. Vamos, clase de compostura y modales pal pelotari.

    Ahhh…la dieta somalí va de cine. Le voy a pedir a su entrenador que me de unos consejos :))

  6. La idea de tener la masa en el congelador es muy buena pero siempre lo tengo lleno.sera cuestion de hacerla y comerla ya.El punto de sal es muy bueno y asi tambien me gustan mas.
    lastima que no puedo bajarme una para probarlas ya
    besos
    miquel

  7. Luz, dando la cara el video queda mucho mejor, menos impersonal por llamarle de alguna manera. Viendo la cara de quien habla, aunque sea poco, toda la explicación gana autenticidad y credibilidad, creo yo.
    Las galletas muy bien…muxa manteca!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *