Piñonate con miel

En Cuaresma la cocina se llenaba de olores dulces. Cuando era más chica, en Semana Santa, venían no sólo las visitas de los días de San José y Viernes de Dolores, las de las tardes de cofradías o madrugadas de bulla, sino también los invitados habituales que pasaban algunas temporaditas en casa de mis padres o de mis abuelos.
Por eso, la semana antes del Domingo de Ramos, venían Mª Ángeles, Adela y su cuñada con orzas, barreños y sartenes enormes. Todos buscábamos la ocasión para entrar en la cocina y ver el espectáculo que sólo los inciados podían disfrutar. En una sola tarde salían los pestiños, gañotes, torrijas y el piñonate, que tardaba lo que más y era mi favorito de entonces, de ahora. Todos los dulces de Cuaresma, sin azúcar, sólo con miel, que siempre era de la Sierra de Huelva. Se acababan muy rápido, a pesar de estar bajo llave.
Pronto es el día de Andalucía, me indetifico con las palabras de Rilke: “mi patria es mi infancia”. En el recuerdo mi niñez, con estos dulces de origen árabe y judío que han sido el sedimento básico de una cultura fundamentalmente mestiza y plural.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=FKo4yzrmzh0]

25 thoughts on “Piñonate con miel

  1. Te vas a reir de mí Luz, siempre me gustó el pinyonate (aunque en pequenyas cantidades) y no tenía ni idea de qué eran los rulitos, ni de que era una masa frita!!! (Yo que siempre digo que no me gustan los dulces fritos!!!)

    Gracias por compartir esta magnífica receta!!!

    Un beso.

  2. Luz, hola guapa!
    ¡Vaya bocadito delicioso! ¡Se me hace la boca agua! Se lo tengo que enseñar a mi madre, es una receta que ya hacían en el pueblo junto con los roscos de carete, roscos de vino, pestiños, empanadillas, mantecaos, uff! ¡Yo quiero!…Con el tiempo el colesterol ha puesto límite a los dulces de madre y mis tias, qué penita! Jeje!
    Besos y feliz semana,
    Marina

  3. Luz yo siempre llamo píñonate a las almendras con la miel que son como cuadrados, ahora me he perdido, este dulce se llama igual o es que lo que yo pensaba que eran almendras era masa frita?

  4. que buenos son esos recuerdos de la niñez, además nunca se olvidan,

    En cuanto al plato, nunca los he probado, así que tendré que anotarme esta receta y cuando esté bien,ya que ahora no me dejan tomar dulces, me pondré manos a la obra.

    un beso

  5. Arqueología culinaria. Muy interesante. Oye, el pringamiento de morros y manos de esos días de tan grato recuerdo debía de ser antológico ¿no? y después del piñonate, el vestidito ¿se podía reutilizar? 😉

  6. Vaya, debe ser una delicia, y digo debe porque no los he probado, creo, o los recordaría.

    ¿Cuántos te has comido? Tienen pinta de no poder parar y no creo estar equivocada 🙂

  7. Pues me costo encontrarla pero las vi un día en carrefur en la parte de los frutos secos.me gustaría que hicieras los roscos de semana santa muchas gracias y me encanta tus vídeos be sitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *