Lectura con sabor

Un año en Provenza. Peter Mayle

Esta es una lectura de verano, suave, ligera, sin compromisos, que anima a comer, a guisar y a largas charlas nocturnas con la familia y los amigos. O sea el paraíso estival.
La he releído después de muchos años y me sigue gustando, sobre todo por la facilidad que tiene el autor de reírse de sí mismo y de contar con gracia todos los tópicos posibles de los franceses.
Ojalá que los hados, los dioses, los diablos, las brujas o los magos me deparan un viajecito por Provenza para este verano, que no veo yo nada posible la cosa contando sólo con el factor humano.

(…)”Intenté detenerle. Le dije que lo único que quería eran dos cajas del blanco, pero ni me quiso escuchar. Monsieur había hecho el esfuerzo de acudir en persona y era impensable que no gustase la selección. Además, dijo el tío Eduardo, él me acompañaría en el momento de ir probando las diferentes cosechas. Me dio una palmada en el hombro con su manaza y me obligó a sentarme.
Fue fascinante. Me contó de qué parte exacta de los viñedos provenía cada vino, y por qué ciertas laderas producían vino más ligeros o más fuertes. Cada vino que probábamos se vio acompañado por un menú imaginario, descrito haciendo chasquear los labios y levantando los ojos al cielo gastronómico. Mentalmente consumimos
écrevises , salmón a la acedera, pollo de Bresse al tomillo, lechal asado con una salsita de ajos cremosa, estouffade de buey con olivas, daube, pinchitos de solomillo con trocitos de trufa…Los vinos sabían cada vez mejor e iban siendo cada vez más caros; el vendedor que tenía ante mí era un experto y lo único que podía hacer era sentarme cómodamente y disfrutar

Eso me gustaría a mí, sentarme cómodamente y disfrutar del vino, de la fantasía, de las largas tardes de verano…a ser posible en la Provenza.

11 thoughts on “Lectura con sabor

  1. Hace tiempo que leí ese libro, cuando mi mejor amiga se enamoró de un provenzal, que hoy es su marido y un buen amigo mío también. Luego se lo dejé a ellos, y mi amigo está de acuerdo en que realmente “son así”, jejeje.Un besuco.

  2. Mujer sera porque no quieres…dejamos nuestras obligaciones, dejamos unos tuper en casa y nos vamos a pasar un dia a la Provenza, igual alli hay menos lio en el super del que me encontré ayer en Guadalajara…Me anoto tu sugerencia. Mil besos

  3. ¡Hola! Es la primera vez que me paso por aquí, y no sé qué pasa hoy con blogger pero no puedo ver los videos. Te prometo que otro día vuelvo. Mientras tanto me apunto el nombre del libro que recomiendas, porque tiene muy buena pinta, y tengo un francés en casa. Un beso. Sonia

  4. Vaya, dispersa, qué suerte…y no has ido a ver si el francés trata bien a tu amiga, porque las amigas estamos para eso, que hay que vigilar muy bien y para eso nada como una inspección física de la región, con su gastronmía y vinos…Jjajajajaja BesosNo hago más que largar indirectas en casa en plan Gila : Alguien va a invitar a alguien a ir a la Provenza…pero oye, que está semisordo.Hola Sonia, bienvenida a tu casa. Igual lo que falla es Youtube. Voy a visitar yo tu blog, y menuda suerte tener un francés en casa¡¡

  5. No hay misterios, Josemari. A los 19 hice un curso de francés en Lille, a la ida y sobre todo al a vuelta estuve en París (una semana) y descubrí la libertad en una ciudad que tenía muchas cosas que ofrecerme. Era la primera vez que tenía que valerme por mi misma, organizarme, distribuir mi dinero, decidir qué hacer y que no hacer y fue una experiencia que me marcó, de alguna forma cada cierto tiempo deseo volver a esa situación, ya sabes.En mi caso fue París, si hubiera sido Berlin, por ejemplo, hubiera aprendido alemán y pondría recetas de applestrudel (no sé si se escribe así).Luego está lo bien que se come y se bebe en Francia, casi tanto como en Guipúzcoa.😉

  6. Jjajajaja, pues se me ha ocurrido una idea y es crear una sección de “artistas invitados” y me gustaría que tú fueras el primero, así te animas a abrir tu propio blog ¿qué te parece?

Responder a Sonia Martín Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *