Torrijas con pan de brioche

 

Mi madre, por San José, hacía siempre torrijas, millones de ellas que regalaba con la generosidad que solía caracterizarle. La casa despedía un olor a miel y a vino desde la mismísima Giralda, y todos los amigos, de todos, venían a probarlas. Era una fiesta de primavera y dulce. Para entonces, la calle, estaba llena de azahares y alegría. Son esencias que perdurarán en mi memoria olfativa o afectiva, que no sé cómo distinguirlas, para siempre.

Las que yo he hecho son una innovación, no mía, que vi hacer algo por el estilo a un chef en Canal Cocina, no estoy segura de si era Iñaki Azpitarte. En realidad la receta puede parecérsele pero no del todo, creo que al final he cambiado algunas cosas siguiendo la tradición familiar.
Me han encantado.
Ya sabéis que el brioche es una receta que tengo en otro vídeo y que podéis hacerla con brioche o con un buen pan de molde, mejor si es dulce.
Con tiempo prometo pasar todas las recetas para que se puedan imprimir.
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=O0J6jUJ4dxo&w=420&h=315]

24 thoughts on “Torrijas con pan de brioche

  1. Me parecen fantasticas, pero con la cantidad de torrijas que yo hago cada vez, no se cuanta cantidad de azucar tendria que quemar, sera cuestion de hacerlas y calcular, ya te dire, un beso preciosa

  2. Que dulcera te veo últimamente. Esas torrijas, muy fáciles de hacer y muy ricas, sobretodo con el brioche fantástico que tú haces.

    A ver cuando nos pone un bacalao o similar 🙂

  3. No sabía de esta forma de hacer las torrijas. Ni conocía, hasta hace un minuto tu esplécido blog.
    Me quedo en tu casa que me siento muy cómoda y es preciosa.
    Buen día de entrada de primavera.

  4. Pilar, mi madre las hacía así, pero empapadas en vino, y tras freírlas en hidromiel. Estas son diferentes, pero riquísimas.

    Mamen, yo creo que podrías hacer por tandas, hasta que se acabe el azúcar y luego otra vez. Lo que yo creo es que se deben hacer y consumir, no son como las tradicionales de guardar mucho tiempo.

  5. kanela, el brioche le da ese saborcillo a mantequilla que luego se nota bajo los otros sabores.

    Carmen, ya sé que tú estás volcada en el chocolate, pero estas torrijas son para todos los públicos.

    Reme, también yo miro a palo seco las exquisiteces que se ven en tu blog
    :-D, y me da un hambre¡

    Josemari, precisamente tenía preparada una receta de bacalao, que también es cuaresmal, pero San José sin torrijas no podía ser. Me acordé de mi padre. Jose, que se me olvidó felicitarte ayer, cachis¡¡¡¡
    Dicen que todos los santos tienen novena, así que ¡¡¡¡Felicidades!!!!

    O Bandullo, mil gracias, a mí me encantan.

    Curra, muchas gracias por tu visita desde tu blog tan pulcro e íntimo

  6. gato, te invito en cuanto vengas, están riquísimas.

    Anónimo, de acuerdo, llámalas como quieras, estás en tu derecho.

    María, es cierto, un concepto completamente distinto, pero qué ricas¡¡¡¡

  7. Las últimas torrijas que hice fueron con pan dulce que dejé a propósito, y a mi padre casi se le salen los ojos de las órbitas de lo que le gustaron,jajaja, me anoto tu receta, pues me ha encantado, te comento si mi padre ya ha perdido definitivamente los ojos después de probar éstas,jajaja. Besotes guapetona

  8. …y listo! Así, sin más… ¿Te parece poco?

    Fantásticas, me pierden (por el buen camino de la gordura) las torrijas.

    Tengo una amiga de Jerez, que me dió las que hacían en su casa cuando era niña (ha llovido un poco desde entonces) que se hacían con fino y miel, igual las hago. Pero de momento disfrutaré con estas.

    Besitos mil.

  9. Pero qué pinta!!Si es que Sevilla tiene un olor especial, más que nunca en primavera!Ya mismo estoy por allí, aunque este año no creo que tenga tiempo de hacer las torrijas yo misma 🙁
    Aquí en Italia celebran la Pascua como en otros muchos lugares con los huevos de chocolate. Mira que el chocolate es mi perdición…pero donde se ponga una torrija casera…qué recuerdos, mi abuela las hacía todos los años, de vino y de salmuera (aunque yo prefería y prefiero las de vino). Un beso!

  10. Pues son diferentes a las que estoy acostumbrada a ver en otras recetas pero precisamente por eso me resultan más sugerentes para hacer. Tienen que estar buenísimas con el brioche.
    Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *