Frijoles negros con arroz: moros y cristianos

Esta receta la hizo mi madre muchísimas veces, nos encantaba, sobre todo a la parte política de la familia que la festejaba con alegría. Era el plato imprescindible en las celebraciones de aniversario, sobre todo las de las bodas de ellos el 26 de abril. Me la ha pedido mi sobrina Avencia, que se acuerda de haberla comido en casa de sus abuelos, me enternece mucho que mis sobrinas me sigan, la verdad.
Las legumbres son sencillas de hacer pero hay que dedicarles tiempo y amor, así que no es plato rápido de hacer ni de comer. En estos casos las legumbres deben ser bien regadas con un vino, a ser posible rojo, de buena crianza o mejor reserva, deleitarse limpiando la boca de los sabores pastosos de las benditas alubias negras con un sorbo de un caldo potente, mejor si es de la tierra propia y si no hay en nuestro entorno, que ya hay en casi todos los sitios, nunca se equivoca uno con un buen Rioja (y ahora que me acusen de riojitis los buenos gourmets).
Descargar la receta a [youtube http://www.youtube.com/watch?v=14wnw2yfF70&w=570&h=418]

8 thoughts on “Frijoles negros con arroz: moros y cristianos

  1. jajaja….mudito estoy!!

    Con Rioja 🙂 excelente manera de doblegar voluntades. Con platos así, se conquista un reino 🙂

    Tu sección de legumbres es espectacular. Esta última la ponemos justo detrás de tu obra maestra, esas alubias con pato que no se borran de mi retina.

    Qué envidia D.Ignacio!!!

  2. Luz, como sabes mi sobrina tambien me seguia a mi, y termino abriendo un blog propio, es la sangre que tira mucho.
    Y vamos al plato que es lo que vale aqui, los frijoles negros no suelo hacerlos mucho, pero la verdad que viendo esta maravilla que acabas de editar me estan entrando ganas, me gusta comer un par de veces a la semana algun potage de los nuestros que son tan ricos, me llevo este que lo probare, un beso cielo

  3. qué bonita mezcla de colores, los frijoles tan negros y el arroz tan blanquito y lo bien que te han quedado.
    Yo con las legumbres tengo un trauma, hace poco le pillé el puntito a las lentejas pero las alubias y yo no nos llevamos bien, siempre me quedan duras aunque pasen horas en la lumbre (cosas de la dureza del agua de Levante jeje)
    Un besote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *