Galletas vintage hechas con máquina

En las largas tardes del verano infantil, Madre nos reunía en la cocina y nos daba tareas para hacernos dulces fáciles y ricos. Estas galletas, hechas con su genuina máquina de picar carne, no son de las fáciles, pero tienen la ventaja de requerir abundante mano de obra…o por lo menos una pareja que te ayude.
Las galletas no son sólo vintage por lo lejos que quedó mi infancia, ni por su forma, por la máquina de galletas o por la caja que las contiene, sino por su sabor. Eran las favoritas de mi hermano Miguel, quizá porque son estupendas para mojarlas en leche con cacao y sorber el líquido aspirando por alguna de las partes de la galleta.
Recuerdo que Madre volvió a sacar la máquina hace no tanto para una de las visitas que le hizo mi hermano. No es verano, pero sí un buen momento para hacer regalos, así que Miguel, estas galletas son tuyas, las congelo y te las doy cuando vengas.
Descargar la receta escrita.

15 thoughts on “Galletas vintage hechas con máquina

  1. Que buena receta, el video me ha encantado, mi madre tiene también esa maquinita pero no me suena la boquilla, tengo que preguntarle si la tiene porque estoy segura que salen unas galletas deliciosas…un besito y feliz año

  2. Pues nunca se me hubiera ocurrido que la máquina de picar carne servía también para hacer galletas…Ya me imagino lo bien que lo pasaríais de pequeños y lo emocionante que habrá sido volver a hacerlas.
    Un besico y mis deseos de que tengas un muy feliz año.

  3. Desde luego te va a agradecer el regalo, hecho con tanto cariño, me parecen super originales y muy lindas, además el cacharro para picar carne.. guau, es increíble la utilidad que se le puede sacar (yo por desgracia tengo la típica picadora Moulinex).
    Un besote y feliz año

  4. jajaja…este es el blog de las historias sorprendentes.

    Todavía recuerdo un submarino de su madre que cerraba las escotillas con tornillos y luego se sumergía guardando en su interior un paté de quitarse el sombrero.

    Y ahora el picador de carne travestido de galletero. Alucinante!!!

    No me canso de venir 🙂

  5. Holaaaa, yo también he alucinado con la máquina de picar carne, que aplicación tan buena! y además es que quedan excelentes. Seguro que están riquísimas. Qué preciosidad.
    Un besoooo

  6. Estoy sorprendida, las galletas son una delicia pero la máquina de picar carne me ha dejado con la boca abierta, es que yo también tengo una parecida de mi madre, y nunca se me hubiera ocurrido esta idea genial.
    Desde ahora te sigo, me encantan tus recetas.
    Un beso y Feliz 2012.

  7. Qué sorprendente. Esto demuestra que nuestras madres y abuelas eran lo más de lo más. Igual hay alguien que se cree que antes no se comian galletas caseras rizadas porque no habia mangas desechables ni boquillas. Me ha encantado. Un abrazo. Esperanza.

  8. Me recuerdan mucho a las galletas que tenia mi abuela cuando iba a merendar a su casa después de salir del cole que ricas, pero como hacerlas sin la maquina, resultará muy difícil y no quedarán rizaditas de todas formas me encanta la receta bs

  9. Hola Luz, en cuanto vi esta receta, sabía que tenía que probarla. Las he hecho hace unos días, y están buenísimas. A mis hijos les han encantado. Como no dispongo de esa máquinas, las hice echando pegotes sobre papel de horno, ayudada por mi pinche Martina, que tiene cinco años. Te puedes hacer una idea de lo “vintage” “vintage” que quedaron. Pero muy muy ricas. Gracias de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *