Nueva sección: Abuelidades

Esta nueva sección ha surgido de forma espontánea por la necesidad de mandar un vídeo a mi hija sobre cómo hacer ochitos de punto.
Estoy viendo que ser abuela requiere de mucha sabiduría y afortunadamente tengo a 3 expertas en la materia (a la 4ª la tengo lejos) que me informan cumplidamente de asuntos de extrema importancia. Cuando tuve a mis hijas apenas apreciaba todo el conocimiento que las mujeres de mi familia atesoraban y que yo apenas percibía. Yo era una mujer  de las que trabajaba fuera de casa y todas las cosas de telas, punto y calceta me resultaban extrañas.
Ahora sé  lo que es un jersey de perlé, que, según mis hermanas, debe ser algodón cien por cien porque la fibra no es buena para los bebés. Y el problema es que los niños tienden a crecer, los puñeteros, dejando obsoleta cualquier preciosidad de prenda de punto. De ahí la necesidad de aprender a hacer jerseis, por lo caros que son.
Confesaré que yo hice mis pinitos con las agujas de punto (calceta?) en mis tiempos adolescentes, pero soy algo disléxica y mis mangas tendían al desequilibrio, así como los cuellos de los jerseis. El conjunto quedaba moderno, para los años 70, aunque lo cierto es que no tenían un pase. Eso sí, la filigrana en cuanto a texturas del punto no se me daban mal.
He tardado más de dos meses en hacer un jersey de primera postura medio decente…no, en realidad me ha quedado precioso, pero no cuento los tres esperpentos que hice antes del último, que a lo mejor publico aquí algún día.
Mi hija mayor, desde los 9 meses, quería hacerlo todo ella sola, yo le mostraba la cuchara, le ponía el plato con la comida delante y ella, con mucha dificultad y manchando mucho el suelo, se lo iba comiendo poco a poco. Pues aquí tienes los ochitos para que los hagas en el chaleco que ahora haces. Ya me enseñarás la foto. [youtube http://www.youtube.com/watch?v=Sx9STbSm8Sw]

9 thoughts on “Nueva sección: Abuelidades

  1. Me ha suscitado muchas imágenes, de mujeres, también alguna reflexión sobre los roles de ayer y de hoy, y por supuesto, un lío monumental con el derecho, el revés, la vuelta del imperdible y los tres puntos falsos
    🙁

    ¿No organizará usted cursos de punto y cocina en Chez Delantal por casualidad?

  2. La redacción de la entrada me ha parecido tan divertida como honesta. Pero el vídeo me ha conmovido. A mí VER cómo alguien hace punto me lleva directamente a mi infancia y adolescencia, y a los intentos (infructuosos, claro) de mi abuela y luego de mi madre de intentar enseñarme a hacer punto. Pero lo que me ha encogido el corazón es tu gesto automático de enrollarte el hilo en el dedo meñique de la mano derecha antes de atacr el tema… Siempre me he preguntado para qué sirve 🙂 pero ese dedo meñique, rápida y automáticamente agarrando la lana es algo tan familiar y tan de siempre que… Mi madre (la que flipa con los Huevos a la bandera española) ahora es abuela y ha vuelto a hacer punto 🙂 Me temo que, en casa, esa hermosa y sabia tradición se va a ir con ella. ¡Menos mal que me queda tu vídeo! Igual a estas alturas me lo replanteo… Gracias, una vez más.

  3. Hola Lucía, enhorabuena!, si ya eres abuela o es que lo vas a ser muy pronto. A mi tambien me gusta mucho el punto, y a mis sobrinas y a mis hijos le he tejido muchas cosas. Cierto es que ahora es raro ver a bebés con este tipo de jerseis, ahora los llevan vestidos más con ropa deportiva, y hasta con vaqueros. La verdad es que con cualquier cosa que les pongan están divinos. Me gustaría hacerte una observación, si me lo permites, y es que si los ochitos son pequeños, como el del vídeo, en vez del imperdible gigante, yo usaba una orquilla de las de moño, ¿sabes a cuales me refiero?. Es mucho más cómodo tejerlos así.
    Un abrazo.

  4. Josemari, jajajaj cuando tú quieras empezamos, soy la peor haciendo estas cosicas.
    Susana, qué bonito lo que has escrito. A mí sí que me gustaba de adolescente hacer punto, aunque nunca lo hice demasiado bien. Es bonito lo del dedo meñique, yo siempre me lo pregunté porque parece que el meñique sirve para poco, pero lo cierto es que regula la tensión y cantidad de hilo, lana.
    Gloria, estaré encantada de poner aquí los modelitos, hazme fotitos de los tuyos

  5. Me has recordado a mi madre haciéndonos jerséis a todos y los de bebés para regalar a las nuevas mamás, yo no pude aprender nunca, pero una de mis hijas ha sacado esa facilidad y ha llegado ha hacer calcetines! en fin soy una negada para el punto, aunque te lo dije, te vuelvo a felicitar por la noticia.

Responder a Gloria Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *